Carrito

Calentar el agua de una piscina es algo básico si queremos mantener una temperatura estable durante todo el año, sacándole así el máximo provecho a nuestra piscina.

Existen distintas alternativas en cuanto a sistemas para calentar el agua  de nuestra piscina. Elegir el más adecuado para nuestra piscina dependerá de las características de la misma, su forma, localización, entorno o uso.

Piscina interior y exterior

Las piscinas cubiertas necesitan de un deshumidificador para que no se cree condensación en el ambiente, así como un sistema de calentamiento del agua y de climatización del entorno. Al contrario, una piscina exterior solo necesitará de un sistema que caliente el agua.

De manera independiente al tipo de piscina que tengamos y al sistema de calentamiento que vayamos a usar, es muy recomendable instalar un cobertor o cubierta en nuestra piscina para evitar la evaporación del agua y la reducción de la temperatura. Por ello, este tipo de coberturas también se consideran como un sistema de calentamiento.

Sistemas de calentamiento

Bomba de calor

Las bombas de calor son equipos que usan el calor presente en el aire para transferirlo a un fluido o, de manera directa, al agua de nuestra piscina. Estas bombas de calor son los sistemas que más se demandan en la actualidad, tanto para piscinas cubiertas como para piscinas exteriores.

Esto se debe a que son sencillas de instalar, su precio es competitivo y tienen un bajo consumo de energía. 

Calentador eléctrico

Su funcionamiento es parecido al anterior, pero no usa el calor del aire sino que calienta el agua usando electricidad.

Este tipo de sistemas no se usan mucho por el miedo a que se produzcan fallos, además de por que la electricidad es más cara.

Sistemas de energía solar

Este tipo de sistemas también se basan en energía renovable, en este caso la solar. Los paneles solares aprovechan la energía solar para calentar el agua que se mueve a través de su sistema hasta alcanzar la temperatura que queremos. Una vez ha alcanzado dicha temperatura, el agua es transferida a la piscina.

En la actualidad son los sistemas más respetuosos con el medio ambiente y su mantenimiento es muy pequeño. Sin embargo, debemos tener en cuenta de que les tiene que dar el sol de manera directa y que necesitaremos de un gran espacio cerca de nuestra piscina para instalar los paneles.

Intercambiador de calor

Este tipo de sistemas usa gas natural o gas propano para calentar el agua de la piscina mediante una caldera.

Manta térmica

Este tipo de sistemas son cubiertas para las piscinas que calientan el agua aprovechando el calor del sol.

Son el mejor sistema para calentar nuestra piscina puesto que son económicas, impiden que se evapore el agua y mantienen tu piscina limpia durante más tiempo. Cuanto más limpia se mantenga el agua, menos tendremos que cambiarla, por lo que no solo ahorraremos en energía, sino también en agua.

Además, este tipo de sistemas no ocupan espacio puesto que se instalan encima de nuestra piscina. También son muy sencillas de usar puesto que incluyen sistemas automáticos que las enrollan y desenrollan. 

Leave a Reply