Carrito

¿Por qué debes cubrir tu piscina?

Cubrir la piscina, más allá de los beneficios que aporta en cuanto a disfrute del agua en las condiciones deseadas, supone un ahorro económico y energético. Existe una crisis mundial del agua. En nuestro país, se cerró un año hidrológico en el que, aún habiendo llovido más que en años anteriores, la reserva de agua se encuentra en mínimos históricos.

El valor del agua

Los usuarios disfrutamos de los beneficios de las piscinas públicas o privadas con un consumo de agua sostenible y fiable. ¿Valoramos realmente la abundancia del recurso que utilizamos?

Tener y administrar una piscina naturalmente aumentará significativamente el uso de agua de un hogar. Un porcentaje sustancial del consumo de agua de su piscina se debe a la evaporación.

Usar un cobertor térmico es una forma sencilla y rentable de reducir el desperdicio de agua en una piscina. Cuando una piscina está cubierta, la evaporación se reduce en un 98%.

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando tenemos una piscina y queremos ahorrar energía y agua es tenerla cubierta siempre que no esté en uso. Durante una temporada de baño en España, la piscina descubierta promedio perderá aproximadamente 35000 litros de agua por evaporación. Esto equivale a más de 150.000 tazas de café o 180 duchas de 10 minutos.

El cambio climático se está convirtiendo en una preocupación creciente para los propietarios de piscinas que buscan reducir su consumo de energía y recursos. Muchos propietarios de piscinas subestiman algo tan simple como los beneficios de una cubierta de piscina de calidad y su impacto positivo en el consumo de recursos. La evaporación es la responsable del 98% de la pérdida del agua.

Cubrir tu piscina con tecnología Geobubble

Las mantas térmicas GeoBubble proporcionan una barrera sobre la piscina eliminando el 98% de la evaporación y preservando este recurso vital. Sin una cubierta, la energía potencial desperdiciada debido a la evaporación es enorme.

Si tiene una piscina con bomba de calor, el uso de un cobertor térmico evitará la evaporación que supone tenerla descubierta. Aprovechará la energía del sol para aumentar la temperatura y evitar pérdidas de calor. Por lo tanto, la bomba de calor de su piscina no tendrá que generar tanta energía y, de esta forma, le ahorrará dinero en su factura de energía.

Todas las cubiertas GeoBubble proporcionarán este control de evaporación, así como retención de calor, control de desechos y control de temperatura para su piscina, y el diseño de su burbuja provoca que la vida útil esperada de la cubierta de su piscina aumente en un 25%. 

El agua que se ahorra al cubrir su piscina y evitar la evaporación durante una temporada es suficiente para  270 baños  o más de  87 mil  tazas de té. La energía ahorrada en el mismo período es suficiente para  alimentar su televisor durante 5 horas al día durante 95 días,  o suficiente para alimentar  112 bombillas de 15 vatios durante un año las 24 horas del día.

¿Qué tipo de cobertor usar para cubrir la piscina?

Un estudio realizado por la  Universidad Politécnica del Estado de California investigó las eficiencias de reducción de la evaporación de una variedad de cubiertas para piscinas, cuyos resultados se muestran en la siguiente tabla:

Todos los tipos de cobertores para piscinas le proporcionarán un mayor control de la evaporación en comparación con una piscina descubierta, pero ¿qué tipo de cubierta ofrece el mejor rendimiento?

El estudio mostró que las cubiertas líquidas y los discos solares proporcionaban un control de evaporación sustancialmente menos efectivo, siendo la espuma la más efectiva, y una cubierta de burbujas estándar que mostraba una eficiencia de alrededor del 95%.

Sin embargo, a partir de nuestras propias  pruebas de control de evaporación, hemos visto que una cubierta GeoBubble proporcionará  hasta un 98% de  reducción de la evaporación.

Si quiere ahorrar en recursos y cubrir necesidades concretas, echa un vistazo a la gama Guard de Geobubble