Carrito

Ahorrar agua en las piscinas públicas y privadas se ha convertido en una necesidad ante la situación general de sequía. Si te planteas instalar una piscina para disfrutarla en tu tiempo libre, puede que el consumo de agua sea uno de los aspectos que más te preocupe. Si ya tienes una piscina y quieres pasar el verano disfrutando de ella sin estar preocupado por el consumo de agua… ¡este post es para ti!

Revisa posibles fugas

Un alto porcentaje de piscinas tienen fisuras y fugas por las que se pierde agua en el fondo o las paredes. No son fáciles de detectar por lo que hay que dedicar tiempo y si encontrásemos alguna, productos como el adhesivo epóxico de inyección.

Control de agua

Con un equipo de desinfección salino conseguirás agua libre de químicos pudiendo mantenerla sin cambiar durante años. Estos equipos requieren de una alta inversión económica. Si quiere mantener el agua limpia y ahorrar en químicos, la opción más rentable es un cobertor de invierno.

Ahorrar agua en las piscinas públicas y privadas se ha convertido en un ejercicio prioritario para la conservación de recursos hídricos en un momento crítico para los embalses de España.

Evitar la evaporación, clave para ahorrar agua en las piscinas

En una piscina sin cubrir, se evaporan hasta 60.000 litros de agua al año. Esto supone un gran derroche de este recurso natural y también económico. Cubriendo su piscina, evitará la evaporación en un 98%, evitará la congelación del vaso en invierno con el consecuente ahorro en mantenimiento, y mantendrá el agua limpia, ahorrando así en químicos.