Carrito

Las algas en la piscina pueden convertirse en un problema molesto para cualquier propietario. Además de arruinar la estética del agua cristalina, las algas pueden ser resbaladizas y causar problemas de salud. Afortunadamente, existen soluciones efectivas para combatir y prevenir la proliferación de algas en tu piscina. En esta guía paso a paso, te mostraremos cómo solucionar este problema y mantener tu piscina en condiciones óptimas.

  1. Diagnóstico y Prevención: Lo primero es identificar el tipo de alga presente en tu piscina. Las algas pueden variar en color y apariencia, como verde, amarilla o negra. Una vez identificadas, toma medidas para prevenir su crecimiento. Mantén un nivel adecuado de cloro y pH, y utiliza un alguicida regularmente como medida preventiva.
  2. Cepillado y Filtración: Cepilla las paredes y el fondo de la piscina para desprender las algas adheridas. Esto ayuda a romper su ciclo de reproducción. Asegúrate de que el sistema de filtración esté funcionando correctamente y limpia los filtros regularmente para eliminar las algas y otros contaminantes.
  3. Supercloración: La supercloración, o «shock», es un método efectivo para eliminar las algas. Aumenta temporalmente los niveles de cloro en la piscina para matar las algas y los microorganismos no deseados. Sigue las instrucciones del fabricante y realiza este proceso por la noche para maximizar su eficacia.
  4. Uso de Alguicidas: Utiliza alguicidas específicos según las recomendaciones del fabricante. Algunos alguicidas son de acción rápida, mientras que otros son de acción prolongada. Aplica el producto siguiendo las indicaciones y evita el exceso, ya que podría afectar la calidad del agua.
  5. Limpieza Regular: Mantén una rutina de limpieza regular, que incluya la eliminación de hojas, suciedad y otros desechos que puedan contribuir al crecimiento de algas. Usa una red de piscina para retirar la materia orgánica y evita que caiga al agua.
  6. Mantenimiento Continuo: Una vez que hayas eliminado las algas, no descuides el mantenimiento. Monitorea regularmente los niveles de cloro, pH y alcalinidad. Mantén una buena circulación del agua y asegúrate de que el sistema de filtración esté en funcionamiento óptimo.

Evita la proliferación de algas con una manta térmica para piscina Geobubble EnergyGuard

Con un cobertor térmico para piscina Geobubble EnergyGuard, evitarás en un 98% la proliferación de algas en el agua. Mantendrás totalmente limpia la zona de baño, maximizando la temperatura para unos chapuzones agradables. La manta térmica mejora la captación de energía solar e inhibe el crecimiento de verdín en la piscina, siendo un material de cubierta de piscina novedoso y sofisticado.

Al abordar los problemas de algas en tu piscina con esta guía paso a paso, podrás disfrutar de un oasis limpio y saludable en tu hogar. Recuerda que la prevención es clave, así que mantén una atención constante a los niveles químicos y la limpieza regular. Siguiendo estos consejos, podrás decir adiós a las algas y dar la bienvenida a días de diversión sin preocupaciones en tu piscina. ¡Sumérgete en la solución y disfruta de un verano sin problemas! Si deseas más consejos de mantenimiento de piscinas, ¡no dudes en seguir explorando nuestro blog!

Abrir chat
1
💬 ¿Necitas ayuda?
¡Hola!👋
¿Tienes alguna duda? Hablemos por WhatsApp 🙂