Carrito

Los cobertores para piscina son una inversión muy rentable para el cuidado y mantenimiento de la zona de baño. Cubrir la piscina supone un ahorro anual de hasta el 60% en labores de cuidado y conservación. En cuanto a los cobertores de invierno, existen cada vez más soluciones sofisticadas de protección, en este post destacaremos los principales modelos.

Cobertores para piscina estándar

La clásica solución para cubrir la piscina en invierno. Estos cobertores para piscina de PVC la mantienen cerrada herméticamente impidiendo la evaporación del agua, la caída de suciedad y el crecimiento de algas. Para su instalación se utilizan gomas tensoras y tornillos escamoteables. De forma estándar, a las medidas del vaso de la piscina se le añaden 15 cm para cubrir parte de la piedra de coronación, aunque este sobrante puede decidirlo el cliente a su gusto. Se fabrican con varios desagües para impedir que el agua se acumule y se puedan formar bolsas que hundan la cubierta.

lona-piscina

Cobertores de barras

El cobertor de barras es la solución de protección para piscina en invierno sin necesidad de anclajes. Con un sistema de barras transversales, se garantiza una seguridad total sin la utilización de tornillos que puedan romper la estética del espacio. Para su colocación y retirada, puede utilizar una manivela o un enrollador automático para cobertores de barras

Air Cover. La solución definitiva

En cuanto a cobertores para piscina, AirCover es la solución más sofisticada para proteger la zona de baño. Un sistema de inflado de inflado automático sumado a la lona de PVC de 650 gr/m2 hacen de esta cubierta la solución definitiva. Su forma semiesférica evita la acumulación de agua y/o nieve. El cobertor cuenta con una toma de aire que permite hinchar y deshinchar el cobertor fácilmente. Como en los modelos anteriores, la opacidad del cobertor evita el crecimiento de algas y la caída de suciedad, evitando largos y costosos tratamientos para recuperar el buen estado del agua de la piscina.

cobertores-para-piscinas