Carrito

La primavera es una de las épocas más esperadas del año, especialmente para aquellos que disfrutan de las actividades al aire libre y los usuarios de piscinas que comienzan su temporada de baño. Con el clima más cálido, muchas personas esperan este momento del año para poner a punto y disfrutar de su piscina. Sin embargo, hay algunas razones importantes por las que es una buena idea tapar tu piscina con una manta térmica una vez llegada esta estación. Aquí os dejamos cinco motivos para hacerlo.

Tapar la piscina para un mayor ahorro energético

Las mantas térmicas para piscinas son importantes para ahorrar agua porque reducen la evaporación del agua de la piscina. La evaporación del agua es un proceso natural que ocurre cuando el agua se expone al aire y al sol. En las piscinas al aire libre, la evaporación puede ser un problema significativo, especialmente en climas cálidos y secos.

Reducción de la suciedad

La primavera es una época en la que los árboles y las plantas están en pleno crecimiento. Esto puede significar que tu piscina está expuesta a hojas, ramitas y otros tipos de escombros que pueden caer en ella. Tapar la piscina con una manta térmica puede ayudar a reducir la cantidad de suciedad que entra en la piscina, lo que significa menos tiempo y esfuerzo para mantenerla limpia.

manta-termica-tapar-piscina

Preservación de los recursos hídricos

Las mantas térmicas para piscinas son importantes para ahorrar agua porque reducen la evaporación del agua de la piscina. La evaporación del agua es un proceso natural que ocurre cuando el agua se expone al aire y al sol. En las piscinas al aire libre, la evaporación puede ser un problema significativo, especialmente en climas cálidos y secos.

Protección contra los rayos UV

Las mantas térmicas también pueden proporcionar protección contra los rayos UV. La exposición prolongada al sol puede dañar la piel y los ojos, pero al cubrir tu piscina con una manta térmica, puedes reducir la cantidad de radiación UV que entra en el agua. Esto no solo ayuda a mantener a las personas seguras, sino que también puede ayudar a prolongar la vida útil de los productos químicos de la piscina.

Temperatura agradable

Finalmente, una manta térmica puede ayudarte a mantener una temperatura agradable en tu piscina durante la primavera. Si vives en un área donde las noches todavía son frescas en primavera, una manta térmica puede ayudar a retener el calor en el agua. Esto significa que, al tapar la piscina con una manta térmica puedes disfrutar de tu piscina más temprano y más tarde en la temporada, sin tener que preocuparte por el agua fría.

En resumen, cubrir tu piscina con una manta térmica durante la primavera tiene muchos beneficios, desde ahorrar energía hasta mejorar la seguridad y la limpieza. Si aún no tienes una manta térmica para tu piscina, es posible que desees considerar invertir en una para aprovechar estos beneficios.

Abrir chat
1
💬 ¿Necitas ayuda?
¡Hola!👋
¿Tienes alguna duda? Hablemos por WhatsApp 🙂